Skip To Content
Las berenjenas ofrecen varias e interesantes posibilidades culinarias. Se pueden rellenar y usar su propia cáscara como plato de presentación. También es posible utilizar solo su pulpa para elaborar salteados, sofritos y pistos. Está la posibilidad de cortarlas en rodajas, sin pelar, y emplearlas para hacer una receta clásica de la cocina griega, la famosa musaka. Y, por supuesto, también se sirven en múltiples canapés, ya sean cocinadas al horno o en fritura, rebozadas, empanadas, al ajillo… Las alternativas son muchas y diversas, pero las berenjenas tienen truco.

Nutrición

Filtros similares