Skip To Content
En la cocina hay que saber cómo aprovechar todo, no solo pensando en la economía, sino también la comida en casa tiene que ser sencilla, variada e incluso, divertida para que los más pequeños tomen el gusto a comer bien y variado. En la receta de hoy utilizamos un producto tan sencillo que podemos hacer y presentar como un primer plato. Cuando compramos la coliflor, normalmente, vienen limpias y sin hojas, pero si tenemos la suerte en el mercado o supermercado de encontrar una coliflor que tenga hojas envolviendo, pues las podemos aprovechar así. Recuerda que no todas las hojas de todas las plantas se pueden consumir, son peligrosas por el veneno que contienen las hojas de ruibarbo y las hojas del saúco, por ejemplo.

Nutrición

Filtros similares