Skip To Content
Preparar lasaña sin pasta es una buena idea si no se tiene pasta a mano. Si se nos están pasando algunas verduras y estamos hartos de comerlas como siempre, o si simplemente preferimos hacer una versión más ligera de esta preparación italiana. La berenjena y la calabaza son una buena alternativa a la pasta para hacer una lasaña. Para hacer láminas tipo lasaña, la calabaza y el calabacín se pueden cortar de dos maneras, a lo largo y a lo ancho. En el caso de cortarlas a lo ancho (en rodajas) no es necesario pelarlas. De hecho, la piel ayudará a que las verduras mantengan su estructura y la lasaña no se nos desmonte en cuanto intentemos sacarla del recipiente.

Nutrición

Filtros similares