Skip To Content
Para preparar los espárragos frescos, lávalos bajo el chorro de agua fría, quitarles la parte del tronquito que está más dura, doblándolos suavemente, de esta manera se separara la parte dura de las puntas. Conserva las puntas que son suaves y deliciosas y para blanquearlas puedes hervirlas durante 8 minutos en una olla con abundante agua hirviendo y un poco de sal. Retirarlos inmediatamente del calor, ponerlos a enfriar y servir como se desee.

Nutrición

Filtros similares