Skip To Content
El aceto balsámico se prepara pasando por las tres fases de elaboración de cualquier vinagre, lo único que diferencia este vinagre de los demás es el complicado y elaborado proceso de cada una de las fases: Fermentación alcohólica. En el que se emplean uvas de trebbiano principalmente, y se fermentan alcohólicamente. Oxidación acética. Se emplea una variante del método de Orleans al igual que en la antigua elaboración de los vinagres. La maduración o envejecimiento. Los buenos acetos dicen que deben haber madurado en toneles de madera al menos 12 años. En el siglo XV se elaboraban con envejecimiento de, por lo menos, 40 años.

Nutrición

Filtros similares