Skip To Content
Un truco de antaño es dejar reposar el hígado en leche, pues este trae una membrana que lo recubre y lo hace duro y la única manera de notarla y retirarla es con la leche, pues se tinta de blanco y se ve más, déjalo de una a dos horas si quieres tener un hígado suave y con un sabor delicioso.

Nutrición

Filtros similares