Skip To Content
¿Sabes que tienes que tomar mínimo tres piezas de fruta fresca al día? Así lo recomienda la mayoría de los expertos en nutrición. Aunque parezcan muchas, si te organizas es fácil incorporarlas a tu dieta diaria. Por ejemplo, empieza con una pieza en el desayuno o con un batido de frutas.A media mañana o a la hora de la merienda, otra pieza de fruta y después de cenar, otra. Las frutas nos aportan agua, vitaminas, minerales, fibra y diferentes compuestos beneficiosos para el organismo. Por sus antioxidantes, previenen el envejecimiento prematuro de las células, dándote una piel más limpia, joven, suave y sana y mayor calidad de vida. Consumidas a diario, las frutas nos ayudan a prevenir distintas enfermedades como problemas cardiovasculares, trastornos digestivos, algunos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas, además de colaborar en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad. Son dulces, sabrosas, tienen pocas calorías y prácticamente nada de grasas saturadas (aquellas más perjudiciales para el organismo), por lo que son un buen capricho cuando te entre tu vena más golosa.

Nutrición

    Filtros similares