Skip To Content
La gastronomía china está ligada en sus orígenes a la medicina tradicional y a la espiritualidad. Por ejemplo, el famoso equilibrio del yin y el yang también es importante para los paladares chinos. El Yin son las comidas que refrescan el cuerpo (frutas y verduras, por ejemplo). El Yang, por el contrario, nos ayuda a entrar en calor (como las carnes o fritos). Los palillos existían antes que la cuchara y el tenedor, y se han mantenido como uno de los emblemas de la cocina oriental en parte gracias a que es fácil y barato producirlos. Usarlos no es tan sencillo al principio, pero es cuestión de práctica. En China no existe tanta tradición de terminar las comidas con un postre como en Occidente, aunque la fruta fresca o los frutos secos sí que son algo más comunes.

Nutrición

Filtros similares