Skip To Content
Si aprovechas alimentos del día anterior (uno o dos días como máximo) recuerda que los alimentos que han sido cocinados con anticipación y enfriado, deben recalentarse a por lo menos a 165 °F (73.9 °C). Debes hervir las salsas, sopas y salsas de carnes cocidas. Sobre la estufa: coloca los alimentos en una cacerola y calienta por completo. Puedes poner en un horno los alimentos a una temperatura no menor de 325 °F (162.7 °C). Es recomendable utilizar un termómetro de alimentos para verificar la temperatura interna de los alimentos. En el horno de microondas es necesario revolver, cubrir y rotar los alimentos cocidos completamente para que se calienten uniformemente. No se recomienda recalentar en: olla de cocción lenta, mesas de vapor o platos calentadores, ya que los alimentos pueden permanecer en la "zona de peligro", entre 40 y 140 °F (4.4 y 60 °C), durante demasiado tiempo. Las bacterias se multiplican rápidamente a estas temperaturas.

Nutrición

Filtros similares