Skip To Content
Los frijoles son la base alimenticia de gran parte de Latinoamérica. Es uno de los alimentos más consumidos, generalmente acompañados de arroz y cocinados con salsas de todos los picantes posibles, esconden un mundo tras de sí. En Guatemala, los frijoles están en el menú gastronómico casi a diario, los frijoles blancos son muy consumidos en la región de Chimaltenango. Las tortillas con frijoles son uno de los alimentos más completos: los frijoles contienen muchas proteínas y junto con el maíz, se forman todos los aminoácidos que requiere el cuerpo humano. En Guatemala se cultivan múltiples variedades de frijol en todas las regiones del país, y se clasifican según su color: negros, rojos, blancos, y pintos. Las hojas de las plantas de frijol son helio trópico; es decir, se mueven a lo largo del día para mantenerse orientadas directamente hacia el sol. A su llegada al Nuevo Mundo los españoles y los ingleses observaban que los nativos de tierras americanas sembraban el frijol, el maíz y la calabaza muy cerca uno del otro. Estas tres plantas se ayudan entre sí y se han llamado “las tres hermanas” desde tiempos ancestrales. Este método ecológico de sembrado es empleado hasta hoy en muchísimas parcelas de subsistencia.

Nutrición

Filtros similares