Skip To Content
El pesto es una evolución de un método romano para mezclar hierbas y ajos. Los antiguos romanos lo tomaban con una pasta llamada Moretum, un plato hecho con queso, ajo y hierbas mediterráneas que se servía como acompañamiento. Con la invasión del norte de África, los romanos añadieron a este plato uno de los ingredientes principales, la albahaca. Fue en la región de Liguria, principalmente en los puertos costeros de la región de Génova, donde se domesticó a la planta y cuando se formó el pesto tal y como lo conocemos ahora, ya con piñones y aceite. La receta se expandió rápidamente, debido a la gran cantidad de barcos mercantes que utilizaban el barco genovés para las rutas marítimas.

Nutrición

Filtros similares