Skip To Content
En la cocina occidental, el jengibre, seco o en polvo, se restringe tradicionalmente a alimentos dulces; se utiliza para elaborar caramelos, pan de jengibre, para saborizar galletas y como saborizante principal de la gaseosa de jengibre o ginger ale, bebida dulce y carbonatada. También puede añadirse una pizca a una taza de cacao con leche caliente, lo que le da un buen sabor diferente.

Nutrición

Filtros similares